Bomba Atómica

Cuando Alemania fue derrotada, Japón era la única potencia que hacia peligrar la tranquilidad y la paz en el mundo.
Los americanos estudiaron las diferentes posibilidades para acabar con la guerra, pero los métodos convencionales suponían la vida de muchos americanos.

Foto explosión bomba atómica La alternativa era probar la bomba en un lugar deshabitado, como amenaza a los japoneses y advertirles de lo que eran capaces.
Además, tenían que hacerlo de forma rápida, para evitar que los japoneses construyeran sus propias bombas atómicas.
Harry S.Truman fue el presidente norteamericano que habia ocupado el cargo de presidente que dejo Roosevelt al morir. Fue quien tomó la decisión de lanzar la bomba atómica sobre Japón.
Tanto Truman como sus mandos del gobierno argumentaron el uso de la bomba atómica como la única vía para terminar con la guerra, además de que pensaban que los alemanes estaban desarrollando una bomba atómica que hubieran utilizado contra ellos o contra algún país aliado.
El daño que provocó la batalla de Pearl Harbor también fue decisivo a la hora de atacar Japón. Los americanos necesitaban venganza por este ataque.
Robert Oppenheimer fue el científico encargado de la construcción de la bomba.
Los japoneses negociaban con la URSS la rendición, pero los americanos no estaban dispuestos a aceptar si no se trataba de una rendición incondicional.
De hecho, en la conferencia de Potsdam, se redacto un documento para que Japón se rindiera. En caso contrario seria destruida totalmente. Los japoneses restaron importancia a ese documento, a la vez que pretendían ganar algo de tiempo, lo que fue interpretado erróneamente por los Estados Unidos como una negativa total a la rendición.
Primera bomba atómica




Hiroshima Nagasaki   

© Copyright Segunda Guerra Mundial  Aviso legal